Actualidad

En este área de actualidad conocerás de primera mano avances en la investigación de nuevos procesos, reviews de producto, o información que dará respuesta a las preguntas e inquietudes de nuestros clientes.

Descubriendo el hidróxido cálcico y sus múltiples aplicaciones

La cal hidratada, también conocida como hidróxido de calcio, es un producto versátil, con propiedades interesantes, que puede aplicarse en diversos formatos y que su empleo aporta grandes beneficios para la industria, la construcción y el medio ambiente.

Producción y aplicación ancestral

El hidróxido de calcio, que a algunos les puede sonar a algo estrambótico surgido de un laboratorio y a otros a algo propio de ciencia ficción, está más que presente en el ámbito cotidiano y se obtiene a través de un proceso de hidratación del óxido cálcico. En la reacción de hidratación de la cal viva se genera calor, hecho que favorece en muchas aplicaciones el secado e higienización de los materiales que se van a tratar.

Los productos que contienen como base el hidróxido de calcio poseen un abanico de aplicaciones sorprendentemente múltiple, y es que la cal apagada se ha empleado desde los albores de la humanidad con asombrosos resultados, como es el caso de la estabilización de suelos (algo que ya se utilizó para construir la Gran Muralla China), la edificación (ni más ni menos que para alzar la Pirámide de Keops) y la agricultura (los celtas usaban el hidróxido de cal para fertilizar sus campos, puesto que muchos de los terrenos tenían una capa calcárea escasa o pobre).Hidroxido de calcio estabilización de suelos

Pero, además, el hidróxido de calcio ha alcanzado en la actualidad grandes cotas de aplicación en otros sectores absolutamente esenciales y que ya están marcando las pautas del desarrollo socioeconómico global.

Donde menos te lo imaginas

Podemos encontrar el hidróxido cálcico en el aporte de calcio y modificadores del pH para la industria alimentaria, así como en la gestión de gases, con gran efectividad de captación de contaminantes ácidos en los humos industriales.

Sirve también como aditivo en piensos para alimentación animal y en los rediles de ganado tiene un gran poder higienizante, lo que reduce el número de patógenos y de virus.

En la industria azucarera se puede usar para precipitar las impurezas y obtener sacarosa purificada.

También posee ventajas en el tratamiento de lodos, al resultar un excepcional coadyuvante en la destrucción de los microorganismos y bacterias presentes, lo que sirve a la vez para neutralizar el mal olor de forma drástica.Hidroxido de calcio estabilización de suelos

En el tratamiento de aguas, sus propiedades son especialmente aprovechables porque actúan como clarificadoras, coagulantes, neutralizantes y precipitantes de contaminantes disueltos.

Producto tecnológico y ventajoso

En todos ellos el hidróxido de calcio ha aportado un plus de tecnología, de seguridad y de un mayor rendimiento en relación a productos competidores. Por ejemplo, para el tratamiento de aguas y respecto a la sosa (hidróxido de sodio), el hidróxido cálcico es más barato, sus precios fluctúan menos y su potencial de neutralización es mayor. En el tratamiento de gases, en comparación con el bicar (bicarbonato sódico), el hidróxido cálcico no requiere micronizar el material previo a su inyección, ya que se presenta como un polvo fino altamente reactivo, perfectamente listo para usar.

Sus características no solo son ventajosas frente a otras familias de productos químicos sino que además aportan un carácter tecnológico a este producto que destaca principalmente en las aplicaciones Medioambientales.

El hidróxido de calcio o cal apagada y los productos específicos derivados son de gran utilidad, fiables y especialmente eficaces para tratamientos concretos como acelerar la cinética de las reacciones, aumentar la eficiencia de la absorción y garantizar una elevada capacidad de captación de contaminantes gaseosos. Además, la correcta combinación de los anteriores parámetros de la cal hidratada permite ofrecer productos de elevada reactividad. En ese sentido, entre los efectos que el uso del hidróxido de cal va a aportar con su uso se encuentra la regulación del pH del entorno en el que se emplea, además de encapsular metales e higienizar, sin olvidar que también reacciona con la sílice, originando estructuras puzolanas.Hidroxido de calcio estabilización de suelos

Nuestros hidróxidos, hechos a tu medida

Son varias las propiedades críticas a tener en cuenta a la hora de seleccionar este producto. Entre ellas se encuentran la superficie específica –lo que se traduce en más eficiencia de adsorción-, el óxido de calcio útil –que implica más reactividad para captar contaminantes gaseosos- y la finura –lo que hace que las reacciones sean más rápidas-.

A estas potencialidades más que demostradas en el día a día, hay que añadir otras muchas y nuevas posibilidades, derivadas de la forma de emplear el hidróxido de calcio, bien en seco como polvo fino o bien en húmedo en forma de lechada. Para emplear uno u otro formato, todo dependerá de la aplicación final y de lo que se pretenda obtener con su uso.

Esta versatilidad del hidróxido cálcico hace que sea necesario un asesoramiento personalizado para cada aplicación y cada cliente. El equipo técnico de Calcinor pone a vuestro alcance todos sus conocimientos adquiridos a través de décadas de clara vocación investigadora que han dado como fruto una gama de productos de hidróxido cálcico puntera:

  • NATURDEP S®, diseñado para responder al sector medioambiental, específicamente para el tratamiento y descontaminación de gases
  • CALHIDROX®, para el tratamiento de aguas de consumo humano
  • STABYCAL S®, para tratar suelos contaminados, también en construcción, carreteras, asfaltos y morteros
  • AGROCAL S, para el sector profesional agrario.

Desde Calcinor ayudamos a crear la unión entre la necesidad de cliente y la aplicación del producto, con lo que estaremos encantados de atender vuestras consultas.

Infografía sobre el Hidróxido de calcio