Actualidad

En este área de actualidad conocerás de primera mano avances en la investigación de nuevos procesos, reviews de producto, o información que dará respuesta a las preguntas e inquietudes de nuestros clientes.

La Cal, un producto-tres efectos, en la estabilización de suelos

La Cal, un producto-tres efectos, en la estabilización de suelos

El alto contenido e agua y la presencia de arcilla en los suelos dificulta los trabajos de construcción. Pero la cal aporta una solución rápida, además de económica, a estos problemas. En este sentido, la cal tiene tres efectos en la estabilización de suelos y puede ser utilizada en suelos inestables para secar, modificar o estabilizar.

La estabilización de suelos es el proceso al que se ven sometidos los suelos naturales arcillosos para mejorar sus cualidades: aumentar su resistencia, reducir su plasticidad, facilitar los trabajos de construcción o aumentar su estabilidad reduciendo problemas en estructuras y pavimentos.

Hablar de la estabilización de la arcilla con cal no es nada nuevo. Ya se utilizó esta técnica en la construcción de las pirámides del Tíbet, y también era un método empleado con frecuencia en China y la India, aunque fue en 1950 cuando se popularizó el tratamiento de arcillas con cal y empezaron a construirse autopistas, carreteras, pistas de aterrizaje, etc.

Y es que cuando las propiedades geotécnicas de los suelos no son buenas, llevar a cabo una construcción de este tipo es prácticamente imposible, por lo que realizar un tratamiento a dicho suelo es casi una imposición.

En este caso, la cal ayuda a transformar químicamente los suelos inestables en materiales utilizables. Como veíamos, el uso de la cal como aglomerante en la construcción viene de antaño, pero los avances recientes en cuanto a pureza de materiales y maquinaría con la que aplicarla ha hecho que su uso para la estabilización de suelos sea cada vez mayor.

Son muchas las ventajas, tanto económicas como medioambientales, que ofrece la cal en la estabilización de suelos. Por ejemplo, el hecho de estabilizar los suelos de una construcción con cal, permite aprovechar los materiales de la propia traza de obra, evitando los costes de gestión de dicho material, que si no fuese estabilizado con cal debería ser sustituido por material adecuado de préstamo. De esta manera, estabilizar suelos con cal hace que una obra sea más sostenible, tanto medioambiental como económicamente pues en tan solo unos minutos la cal transforma un suelo plástico y de poca capacidad portante en un suelo rígido, fácil de compactar y con una excelente capacidad portante donde pueden circular las máquinas sin dificultad.

Efectos de la cal en la estabilización de suelos

Son tres los efectos que puede tener el uso de la cal en la estabilización de suelos. Concretamente, la cal puede ser utilizada en suelos inestables para secar, modificar o estabilizar.

1- Secado del suelo: La cal viva (óxido de calcio) es muy efectiva para el secado de cualquier suelo con humedad. Tras el mezclado con la tierra arcillosa la cal viva absorbe el agua mediante una reacción exotérmica, reduciendo drásticamente la humedad del suelo por hidratación y evaporación. La bajada de humedad variará en función la cal añadida y las condiciones ambientales, pero puede oscilar un 2% y un 5%, según. Este proceso sucede inmediatamente después de adicionar la cal.

2- Modificación del suelo: Al añadir la cal al suelo, el reparto de cargas en la superficie de las partículas del suelo arcilloso se modifica, dándose un intercambio iónico entre el Sodio (Na) del suelo y el Calcio (Ca) de la Cal. Este proceso sucede también inmediatamente tras la adición de la cal. El efecto es que la tierra pierde su propiedad para retener agua.

3- Estabilización del suelo: En este caso el efecto se produce más a medio plazo y de una manera gradual. La arcilla del suelo (que contiene sílice y alúmina) en contacto con la cal es capaz de formar silicatos y aluminatos cálcicos hidratados. Esta reacción es llamada “puzolánica” y da como resultado un aumento de la compresión simple del suelo, así como una mayor estabilidad frente a las heladas.

¿Qué suelos pueden estabilizarse con cal?

Ante cualquier trabajo previsto en un suelo, es imprescindible tener previamente un conocimiento preciso sobre las características de los materiales que lo componen, así como de los problemas que estos materiales pueden generar.

Para que la estabilización de un suelo con cal tenga éxito, los suelos deben ser plásticos (un Índice de Plasticidad igual o mayor a 10), pero además existen otras limitaciones en los tipos de suelos en los que se puede realizar la estabilización:

  •  Elevados contenidos de sulfatos solubles
  •  Elevados contenidos de materia orgánica
  •  Presencia de elementos de tamaño superior a 10 mm.

La estabilización de suelos, por tanto, requiere un estudio previo detallado no solo de las características y homogeneidad del suelo, sino también de ensayos de laboratorio para determinar la dosificación necesaria de cal.

Calcinor en la estabilización de suelos

En Calcinor ofrecemos toda una gama de productos destinada a la estabilización de suelos arcillosos con cal. Se trata de STABYCAL®, un producto apto para los tres efectos mencionados anteriormente.

 

Propiedad modificada Cal Viva / STABYCAL® Hidroxido calcico / STABYCAL S®
Secado X
Modificación
Estabilización

Desde el departamento técnico de Calcinor ofrecemos además un asesoramiento completo para realizar la estabilización de suelos. Contactadnos aquí.