Refractarios

El refractario dolomítico de elevadas prestaciones será capaz de resistir la degradación química, mecánica y térmica, garantizando un alto rendimiento.

Refractarios Kelsen ofrece Servicio Técnico experimentado para asesoramiento y búsqueda de soluciones a medida.

Refractarios Kelsen dispone de una amplia gama de productos para cubrir diferentes aplicaciones como línea de escoria o impactos mecánicos en fondos de cuchara. La elección de la combinación idónea para cada aplicación permite un desgaste regular de todo el revestimiento y por tanto una importante reducción de su coste específico.

Dentro de la gama de productos  para la Industria Siderometalúrgica, Refractarios Kelsen produce:

Ladrillos de Dolomía, Ladillos de Dolomía-Carbono, Ladrillos de Dolomía-Magnesia Carbono, Ladrillos de Magnesita, Ladrillos de Magnesia-Carbono, Ladrillos de Alúmina-Magnesia-Carbono, Ladrillos de Alúmina-Carbono, Masas de atacado y relleno de Dolomía, Masas de Magnesita para proyección, gunitado y parcheo, Hormigones de Magnesita y Masas de solera de H.E.A.

Los materiales refractarios dolomíticos (masas y ladrillos) se producen a partir de un sinter de dolomía obtenido en un proceso de sinterizado en doble paso, lo que confiere al refractario unas propiedades físicas y químicas constantes.

Esta metaria prima es producida por Calcinor en su planta de Bueras (Dolomitas del Norte), consiguiendo así realizar una integración vertical y cerrar el ciclo productivo de la cadena de valor.

Las principales ventajas del revestimiento dolomítico se resumen en los siguientes puntos:

  • Alta estabilidad de los óxidos que lo componen.
  • Óptima desulfuración y desoxidación del acero.
  • Mejora de la colabilidad.
  • El CaO presente en la dolomía favorece la desulfuración.
  • Mejor aislamiento, aumentando ahorro energético.
  • Compatibilidad con otras materias primas.

Para información más específica, consulte www.refractarioskelsen.es

Plantas de producción

Sectores de aplicación de Refractarios