Industria del Azúcar

El óxido e hidróxido cálcico juegan un papel fundamental en el proceso de producción del azúcar, purificándolo.

Tanto si se parte de la remolacha, como si se hace de la caña de azúcar, la cal viva se utiliza para precipitar las impurezas y obtener sacarosa purificada.

Una vez limpia y triturada, a la materia prima (remolacha o caña de azúcar) se le añade agua para formar un jugo concentrado que tiene un pH ácido que también contiene coloides y materia en suspensión. Este jugo debe ser purificado para lo cual se utilizan los productos cálcicos.

España produce una tercera parte de su consumo en azúcar, el óxido de calcio y el hidróxido de calcio, adicionados en forma de lechada realizan las siguientes funciones en dicho proceso de producción:

  • Óxido de calcio

    Permite la precipitación y separación de gran parte de las impurezas presentes en el jugo, al formar con ellas sales insolubles de calcio. Mejora la filtración y la eliminación de pequeñas partículas y fibras. Esteriliza el jugo, higienizándolo de bacterias y fermentos.

  • Hidróxido cálcico

    Al igual que el óxido de calcio, neutraliza la acidez elevando el pH. Permite la precipitación y separación de gran parte de las impurezas presentes en el jugo. Mejora la filtración y la eliminación de pequeñas partículas y fibras. Higieniza el jugo de bacterias y fermentos.