Industria

La diversidad de nuestros productos, en especial los derivados de la cal, hace que estemos presentes en un gran número de sectores, siendo el siderúrgico el principal por el volumen consumido.

Continuando la cadena de valor que comienza con los carbonatos cálcicos y magnésicos extraídos de nuestros yacimientos, los productos obtenidos tras su calcinación, hidratación, sinterización y recarbonatación están también presentes en numerosos sectores.

  • Carbonatos cálcicos y magnésicos: utilizados en la industria del vidrio y de la cerámica, así como en la producción de arrabio.
  • Óxidos e hidróxidos cálcicos y magnésicos: multiplican sus aplicaciones industriales en sectores como son la siderurgia, minería, papel e industria química entre otras.
  • Dolomía sinterizada: la combinación de una dolomita  de elevada pureza y un exigente proceso de sinterización, permite dotarle de propiedades refractarias para su utilización como materia prima en la producción de refractarios conformados y no conformados.
  • Refractarios: como producto terminado en forma de ladrillos o masas son utilizados principalmente en siderurgia.
  • Carbonato Cálcico Precipitado (PCC): obtenido tras numerosos pasos de síntesis. Este PCC es utilizado como carga mineral y modificador reológico para gran número de aplicaciones industriales; papel, pintura, automoción, tintas, plásticos, etc.

Calcinor esta presente en gran número de sectores y procesos industriales en los que nuestros productos desempeñan un papel fundamental como agentes purificantes, descontaminantes, refractarios y potenciadores de propiedades.