Minería

La separación y concentrado del metal contenido en el mineral exige un complejo proceso.

Para una correcta concentración del metal deseado, es necesario mantener la alcalinidad en la disolución que contiene el mineral y corregir el pH ácido de las aguas derivadas de dichos procesos mineralógicos.

Los yacimientos minerales, se encuentran repartidos en función de los diferentes procesos geológicos de manera no uniforme, a lo largo de la geografía y de la corteza terrestre. La ley contenida en el mineral determina la viabilidad de explotación del yacimiento. La ley mínima necesaria depende del metal que contiene y que se desee extraer, siendo este límite menor cuanto más valioso sea el metal.

La separación y concentrado del metal contenido en el mineral exige un complejo proceso que puede resumirse en tres pasos:

  • Trituración y molienda del mineral
  • Concentración.
  • Separación líquido/sólido

Para la concentración se pueden utilizar diversas técnicas:

  • Proceso Hidrometalúrgico.
  • Proceso Pirometalúrgico

Los productos de Calcinor desempeñan funciones determinantes en los procesos productivos mencionados. La cal se utiliza en la obtención de Cobre, Molibdeno, Zinc y Plomo, también se utiliza en la separación del Oro, Plata y Niquel así como en el afino de metales no férricos como el Magnesio, Calcio y Mercurio.

  • Óxido de calcio

    Actúa en los procesos de flotación controlando el pH del sistema y como precipitante. Es utilizado mezclado junto con otros agentes como son: espumantes, activadores, precipitadores,.

  • Hidróxido cálcico

    En este caso actúa como regulador del pH de las aguas generadas en el proceso previo a su vertido a cauce, permitiendo a su vez la separación de los metales contenidos en esas aguas para su reaprovechamiento.