Tratamiento de aguas

En su tratamiento se utilizan una amplia gama de aditivos, entre ellos la cal y sus derivados por su función alcalinizante y aporte de iones calcio.

El agua es un recurso muy utilizado en los procesos industriales, además de ser un elemento imprescindible para el ser humano.

Para permitir el desarrollo industrial se hace necesario realizar tratamientos de descontaminación a las aguas utilizadas en los procesos productivos, y poder así conservar este bien.

El tipo de tratamiento aplicado al agua es diferente en función de su procedencia. Los sistemas de tratamiento de agua existentes se pueden dividir de forma genérica en EDAR (Estación de Depuración de Aguas Residuales), EDARI (Aguas industriales) y ETAP (Estación de tratamiento de aguas potables).

La cal y sus derivados actúan como clarificadores, coagulantes, neutralizantes y precipitantes de contaminantes disueltos. En desalación, los productos cálcicos son utilizados como reminelarizadores.